Amigos, tenemos algo muy importante que contaros. Es una noticia buena para Jero y para mí, una decisión muy meditada, algo que nos hace realmente felices. Muchos sabéis que hace un tiempo abrimos la tienda online, y en breve inauguraremos también los desayunos online. Eso significa que la cosa va creciendo, nos hace muy, muy felices y nos llena de orgullo y satisfacción, pero por otra parte, ha llegado un momento en que necesitamos recuperar nuestra vida, y poder hacer las cosas con el mimo y dedicación que nos gusta y nos caracteriza. Llegado este punto creemos que debemos elegir hacia dónde queremos crecer, y por eso os anunciamos hoy que cerramos nuestra tiendita física: nuestra bombo, la bombo.

Seguiremos aquí! detrás de la pantalla, trabajando igual de duro o más, pero centraremos nuestros esfuerzos en la parte online del negocio, con nuestras cestas, y nuestros desayunos a domicilio – que gracias a vosotros crecen cada día más – y además ampliaremos horarios y zonas de reparto.

Los que me conocéis sabéis que estoy feliz, que el trabajo detrás de la pantalla me encanta (sobre todo ahora que voy a poder trabajar en chándal) y además puedo reducir un poco mi horario de trabajo, tener más tiempo para mí. Y para los míos.

Se cierra una época, pero se abre otra. Otra llena de emoción, que estoy más nerviosa que cuando hice la Comunión, amigos. Espero, de verdad, que sigáis aquí acompañándonos en este camino que empieza, porque todo es mucho más fácil con vosotros cerca.

Seguirán las cositas que os gustan de forma online, y llegarán a vuestra casa lo antes posible, como los desayunos. Por eso no es un adiós, es un hasta el próximo pedido.

Un abrazo.❤️🙌

Mónica